Repensar lo que hacemos. Una nueva edición de la Escuelaboratorio.

Desde 2014, cada año convocamos desde la Fundación Entretantos un encuentro muy especial, que denominamos Escuelaboratorio, en el que durante un fin de semana y de forma itinerante vamos abordando temas que nos preocupan y ocupan, compartiendo experiencias y reflexiones con gente próxima a nosotrxs.

De estos fértiles encuentros han surgido debates tan interesantes como los que se reflejan en nuestros cuadernos sobre ‘Gobernanza y participación en los comunes‘ -que surgió de la edición que celebramos en Beire (Navarra) en 2016-, ‘Acercar campo y ciudad‘ -del encuentro que tuvo lugar en El Escorial (Madrid) en 2018- o ‘Arte, territorio y comunidad‘ -fruto de la escuelaboratorio que celebramos el año pasado en Sedano (Burgos).

Este año teníamos pensado trasladarnos a Allariz (Ourense), pero las circunstancias que estamos viviendo nos han obligado a reconvertir el encuentro de este año y transformarlo en un formato on line, en el que hemos procurado mantener algunas de las esencias y claves que han conformado las escuelaboratorios que hemos celebrado hasta ahora.

Para lograrlo, hemos tenido la suerte de organizar el encuentro conjuntamente con nuestrxs colegas de Altekio e Inteligencia Colectiva, con quienes ha sido un placer y un regalo poder vivir esta experiencia. Además, seguimos contando con el apoyo del CENEAM, que desde el inicio de esta iniciativa cada año nos presta su colaboración.

Entre todas decidimos reconvertir el encuentro en tres sesiones diferenciadas, que hemos celebrado en tres jueves de junio, el 11, el 18 y el 25, entre las 17 y las 19 h. Y mantener el título y el concepto de la escuelaboratorio, cuando la íbamos a celebrar en Allariz, antes de que se iniciase la crisis del Covid-19, puesto que nos parecía ahora más pertinente incluso que antes: ‘Repensar juntxs lo que hacemos‘. Aunque ahora, claro, decidimos incorporar la variable de la crisis sanitaria global y los profundos cambios que nos ha forzado a incorporar en nuestras vidas, en lo personal y en lo colectivo.

Diseñamos el encuentro, en el que hemos participado en total más de 40 personas, en torno a una serie de preguntas que nos estamos haciendo en estos tiempos raros. Así, en la primera sesión nos planteamos estas cuestiones:

  • ¿Cómo nos sentimos tras esta nueva crisis? ¿Qué nuevas preguntas nos estamos haciendo?
  • ¿Qué cambios requiere el tiempo actual? ¿Qué debemos replantearnos?
  • ¿Qué necesita el tiempo actual de las personas que se dedican a la participación y la construcción colectiva?

La sesión estuvo dirigida por Yolanda Sampedro y contamos con la ayuda de Quim Brugué (IGOP) e Idoia Azkorra (ColaBoraBora), que iniciaron la reflexión y nos ayudaron a canalizar el debate que celebramos después en diferentes pequeños grupos de trabajo, en salas independientes, una tecnología que nos permite con facilidad y fluidez la herramienta Zoom.

El jueves 18 junio lo dedicamos a repensar nuestras prácticas y las herramientas que necesitamos utilizar, con estas cuestiones sobre la mesa:

  • ¿Cómo podemos mejorar la calidad de la participación? ¿Qué nuevas formas de hacer se requieren?
  • ¿Qué prácticas y miradas nos pueden ser útiles ahora? ¿Con qué herramientas contamos?
  • ¿Cómo incorporamos las bondades de la participación presencial al entorno virtual?
  • ¿Cómo podemos generar fisuras en la dicotomía virtual-presencial?

Esta vez fue Diego Chueca quién dirigió la sesión y contamos con el apoyo, en su comienzo, de las aportaciones de Olivier Schulbaum (Platoniq), Alicia Mullor (Decidim), Almudena Rodríguez (Ganaderas en Red), Irene Rubiera (Fridays for Future). Y de nuevo trabajamos en pequeñas salas, esta vez explorando formatos en grupos más pequeños, de tres personas, en los que pudimos descubrir la utilidad de las herramientas virtuales para generar espacios de trabajo con un potencial fuerte de intimidad y confianza, incluso entre personas que no se conocen previamente.

La tercera sesión fue muy especial. En este caso contamos con la inspiración que nos aportó Ignacio Falcón, un maravilloso pianista que intervino en directo en la sesión desde la República Checa, facilitando la creación de un clima en el que lo emocional -y su influencia en los procesos de construcción colectiva- se convirtió en el eje central de la sesión. Además, Laura Arroyo nos leyó un precioso poema de Alicia Méndez Medina, publicado en Afroféminas. Trabajamos -de la mano de Conchi Piñeiro- con herramientas de la pedagogía de la cooperación o el teatro social, entre otras, preguntándonos y repreguntándonos sobre cuál es el papel que la participación, la construcción colectiva y la facilitación de grupos están llamadas a jugar en estos tiempos nuevos que estamos viviendo y nos va a tocar vivir. Además, contamos con el apoyo de Sergi Barrientos en la facilitación gráfica, que recogió de forma visual las ideas clave de la sesión.

El encuentro no habría sido posible sin todo un equipo de apoyo que ha estado ayudando en las cuestiones técnicas (con María Marín a los mandos del Zoom), además de la facilitación y relatoría de los diferentes espacios de trabajo, que han llevado Olga Rada, Ana Pardo, María Turiño, Javier García y Nuria Alonso, además de lxs que ya hemos mencionado… Y ha sido todo un regalo contar con la colaboración incondicional de todas las participantes y su predisposición a dejarse llevar y entrar de lleno en todas las propuestas que hicimos.

Ahora le estamos comenzando a dar forma a un documento colaborativo en el que reflejaremos de la mejor forma posible todas las reflexiones, debates e ideas inspiradoras que han surgido de esta hermosa experiencia.

¡¡Para el otoño lo tendremos preparado y lo compartiremos aquí con todxs vosotrxs!!

Comments are closed.