Activador@s del cambio social

La semana pasada estuvimos en Burgos, en el Foro de la Cultura, un evento ambicioso en su programación y enfoque promovido por el Ayuntamiento de Burgos con el apoyo de diferentes instituciones públicas y privadas. Con el subtítulo ‘Innovación por el cambio social’, la programación del Foro –desarrollada por la gente de Cultura y Comunicación– incluía, en diversos formatos, citas con representantes del mundo de la cultura en muchos ámbitos. Gente como Ángel Gabilondo, Joan Fontcuberta, José Guirao, El Chojín, Bernardo Atxaga, Rafael Moneo,…. Podéis consultar la programación completa aquí.

activacciones-278x300

Nosotros estuvimos más presentes en la sección ActivaCciones, un espacio programado por Araceli Corbo (@aracorbo) con la ayuda de Marta Álvarez (@MartaAl_VA) donde, en una sala más pequeña y con un formato más ‘familiar’ que los otros del Foro, se presentaron un total de 20 experiencias. Una programación de lujo, sin duda, por la calidad de las reflexiones y de las experiencias, una buena síntesis de por dónde caminan algunas de las iniciativas más interesantes hoy en materia de proyectos de creación colaborativa y acción colectiva en torno a la cultura contemporánea.

Reseñamos aquí algunas de las ideas que han circulado por ActivaCciones, sin ánimo ninguno de exhaustividad. Tampoco pudimos escuchar todas las presentaciones. Nos perdimos, por ejemplo, a la gente de Intermediae o del Vivero de Iniciativas Ciudadanas, dos experiencias que merece sin duda la pena conocer.

Fue interesante e inspirador escuchar a la gente de Smart Citizen y Vizzuality, que utilizan software potentes –y abiertos- para ponerlos al servicio de los ciudadanos. En el caso de Smart Citizen, incluyendo también hardware abierto (un equipo sensor que mide una serie de variables y envía a la red datos en tiempo real) para compartir información y ayudar así a «construir ciudad de abajo arriba», dotando de herramientas útiles a los actores locales para generar investigación y, si así lo desean, crear nuevas capas de proyectos que se superponen al proyecto global que ellos desarrollan. En el caso de Vizzuality (@vizzuality), generando una herramienta muy potente que sirve, a su vez, como instrumento básico para propuestas como OldWeather o Global Forest Watch. Su visión: empoderar a la gente dotándoles de instrumentos para que puedan tomar mejores decisiones.

LAlternativa2014-logo21Cristina Riera (@CristinaRiera) está involucrada en L’Alternativa -el Festival de Cine Independiente de Barcelona- y La Caldera –Centro de Creación de Danza y Artes Escénicas-, dos proyectos que conjugan el enfoque colaborativo y social con la apuesta por la cultura contemporánea. En una charla que tituló ‘reflexiones de una supuesta gestora supuestamente independiente’, compartió sus inquietudes y dudas sobre cuestiones tan familiares para todos como la precariedad («el roce entre precariedades hace el cariño»), la autoexplotación, la no escisión trabajador-persona, la reivindicación de lo inútil y lo invisible –«lo invisible imprescindible»-, la necesidad de defender la utopía y contagiarla, la cultura como espacio de resistencia, espacio poético y campo de pruebas de ciudadanía, la necesidad de crear estructuras ligeras y flexibles y el trabajo en el espacio intermedio. Un lujo.

zemos98Como el de escuchar a Pedro Jiménez (@pedrojimenez) de Zemos98 (@zemos98), un equipo en permanente proceso de investigación y reflexión, que llevan ya 16 años organizando el festival Zemos98, una cita imprescindible de la cultura colaborativa y la creación colectiva. L@s de Zemos98 están involucrad@s en el desarrollo de proyectos en torno a temas como la educación expandida o el copylove, ayudándonos a construir reflexión y conocimiento juntos. Pedro Habló de muchas cosas, de lo educativo como posibilidad de tomar el poder, del trabajo dentrofuera -en espacios de intermediación-, del espejismo de la industria cultural y creativa, de la financiación como herramienta-obstáculo, de las dificultades del trabajo en equipo en el marco de una lógica de trabajo por proyectos, de la dificultad para conciliar los tiempos productivos y los reproductivos, de su apuesta por lo público-común y la necesidad de que las políticas culturales se orienten más a generar ecosistemas culturales y menos a la organización de eventos.

Inteligencias Colectivas y Todo por la Praxis son dos proyectos en los que los objetos, las soluciones materiales, el cacharreo y los dispositivos toman el protagonismo. Juanito y Ricardo nos inundaron con todo el montón de ideas, propuestas y desarrollos que están ayudando a generar en diferentes partes del mundo, procurando ayudar a activar procesos y construir comunidad, a cocrear y compartir soluciones, apoyándose en lo preexistente y persiguiendo incidencia política en sus acciones.

ColaboraboraPor su parte Ricardo (@Ricardo_AMASTE), de Colaborabora (@colaborabora), afectado de (indi)gestión cultural, de polimilitancia -«politoxicomanía»- y del síndrome del «agente doble», apostó por ponernos un video bien cañero y por trasladarnos –en silencio- las propuestas que su equipo se está planteando para salir del coma. Una situación y unas propuestas que podéis leer con detalle aquí.

También escuchamos en ActivaCciones a Fernando García Dory, que nos habló de Campo Adentro y a Alfredo Puente de la Fundación Cerezales (@antoninoycinia), ambos trabajando en, para y/o desde el medio rural, tratando de generar proyectos de activación cultural que trabajen de alguna forma el creciente abismo campo-ciudad, otra de las inquietudes compartidas por entretantos (un tema que es todo un mundo en sí mismo y que dejamos para otra ocasión…).

Nos dimos también una vuelta por las mesas de debate del Foro, organizadas con un formato más institucional, en espacios más grandes, más formales. Allí escuchamos a María Acaso (@mariaacaso) hablar de la escuela como transmisora de la cultura dominante, de los ‘escenarios de verdad’, de la educación bulímica (memorizar-vomitar-olvidar), de la muerte del pensamiento crítico en las aulas y de la certificación como sistema legitimador de esa cultura dominante. Y nos trasladó las microrrevoluciones que propone para derribar los muros de la escuela: repensar la verdad, repensar el poder -«el profesor como comunidad, como DJ, que hackea el aula y miente al inspector», repensar el conocimiento -«pensamos con el cuerpo, sólo se aprende lo que se ama»-, deshacer el simulacro –«volver a la experiencia»- y repensar la evaluación, volviendo al aprendizaje y a la escuela como educadora de agentes reproductores de la duda, la sospecha y los microrrelatos. Un chute de ideas inspiradoras. Alguien del público le sugirió a María que ya va siendo hora de que «la resistencia», toda la gente que comparte estas ideas sobre la educación –que es mucha gente- se organizase en serio para incidir a este nivel en la política educativa de este país. A ver si ocurre.

En los pasillos alguna gente comentaba que esto –el Foro- había costado un pastón. Otros que había costado muy poco, porque la mayoría de los invitados habían venido gratis y había habido muchos patrocinios. Al final, ni idea. A ver si llega pronto la marea de la transparencia a las instituciones y los ciudadanos vamos disponiendo de datos que nos ayuden a tener opiniones mejor informadas, indispensables para la toma de decisiones compartida.

A algunos nos sorprendió la aparente ausencia de gente de Burgos en el Foro. Muy en particular la de Espacio Tangente (@EspacioTangente), el colectivo cultural más significativo de la ciudad, cuyos planteamientos y formas de hacer encajan perfectamente con el espíritu de ActivaCciones…. El viernes, ellos explicaban su ausencia con este comunicado, que hicieron público en las redes sociales.

Entretanto, por las noches, ardían de nuevo contenedores en Gamonal. No a causa del Foro, claro, sino del proyecto que el Ayuntamiento planea llevar a cabo para reformar la Plaza de Toros.

También a la noche, por la barra de alguno de los bares de la ciudad circulaban estas pegatinas…

PEG1WEB

PEG3

 

 

 

Cultura, innovación, cambio social, participación, colaboración, creación colectiva, reivindicación, indignación, protesta, hartazgo, lucha… En realidad, el conjunto de todo ello (el Foro, las propuestas de ActivaCciones, la postura de Espacio Tangente, los contenedores ardiendo, las pegatinas,…) parece presentarnos una magnífica y precisa foto del momento en que nos encontramos, de este ojo del huracán. De las profundas dudas y contradicciones en que nos movemos, de la diversidad, riqueza y variedad de las respuestas que están surgiendo por todos lados y en todos los ámbitos, de la batalla entre diferentes paradigmas, del ansiado pero quizá también temido derrumbe del sistema -o de su transformación-, de la pelea infatigable de lo nuevo por ir haciéndose un hueco… Respuestas que, sin embargo, siguen pareciendo insuficientes para la revolución cultural, social y ética que parece necesitar a gritos este país.

Decía esta misma mañana Joan Subirats (@subirats9) en la SER que a lo mejor Cataluña no quiere irse de España, sino de esta España. No sé si son los únicos, la verdad. Para los que parece que no queremos o no nos podemos marchar, la solución que nos queda es ayudar a cambiar el lugar en que estamos. Y en averiguar cómo lograr esto anda mucha gente, cada cual explorando y tratando de activar las soluciones que están a su alcance.

En el caso de la gente de entretantos (@entre_tantos), andamos también buscando. Tratando de movernos en estos territorios inciertos que se hallan entre lo privado, lo público y lo colectivo, lo institucional y lo informal, lo individual y lo colaborativo, la participación que surge desde abajo y la que se propone desde arriba, lo propositivo y lo reivindicativo, lo voluntario y lo profesional, las redes formales y las informales, el territorio y la cultura, el campo y la ciudad…

Espacios intermedios, difusos, híbridos.

Muy incómodos a veces. Pero también creativos. Y repletos de posibilidades.

 

IMG_0547

 

Javier García (@todocambia_jg) _fundación entretantos (@entre_tantos)