Valladolid quiere un sistema alimentario local, mas sostenible y justo

El Ayuntamiento de Valladolid presenta el 29 de noviembre, a las 17h en el Museo Patio Herreriano, dos estudios planteados como punto de partida para la construcción participativa de una Estrategia Alimentaria sostenible para la ciudad. Los estudios se enmarcan dentro del proceso “Alimenta Valladolid”, y presentan enfoques complementarios. Un estudio de análisis económico y ecológico del funcionamiento actual del sistema alimentario, elaborado por la Universidad de Valladolid. Y un estudio sociológico -realizado por la Fundación Entretantos– acerca de percepciones sociales de las problemáticas asociadas al abastecimiento alimentario en la ciudad, así como de propuestas de acción.

La Concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Valladolid,  María Sánchez, presentará los pasos dados hasta el momento en el proceso participativo de construcción de una estrategia municipal para la sostenibilidad del sistema alimentario local. Este proyecto, denominado “Alimenta Valladolid”, se comenzó a implementar en marzo de 2017, con el apoyo de la Universidad de Valladolid y de la Fundación Entretantos y la Fundación Daniel y Nina Carasso, y con la colaboración de un grupo motor intersectorial formado por representantes de los sectores más implicados e interesados que han ido diseñando los pilares de esta estrategia . A su vez, presentará la apuesta del Ayuntamiento vallisoletano por la relocalización del sistema alimentario como fuente de empleo, salud, sostenibilidad y reequilibrio territorial, especialmente en una comunidad autónoma como la nuestra, con fuertes dinámicas de desempleo y éxodo rural.

El estudio que presentará Oscar Carpintero, investigador del Grupo de Investigación en Energía, Economía y Dinámica de Sistemas (GEEDS) de la Universidad de Valladolid, presenta resultados de gran impacto. Por ejemplo, que se desperdicia un tercio de los alimentos que entran en el sistema alimentario de la ciudad; o que los alimentos procesados ya suponen más de la mitad del consumo alimentario familiar, con importantes riesgos asociados en cuestiones de salud. Según el estudio, la ciudad requeriría de entre 37.400 y 150.000 ha de encinares para compensa las emisiones de CO2 del sistema alimentario; y de un territorio equivalente a 6,4 veces el término municipal para la satisfacción de sus necesidades alimentarias.

Por su parte, la Fundación Entretantos presentará un estudio social en el que se concluye que la ciudadanía vallisoletana presenta importantes expectativas en la relocalización del sistema agroalimentario local. Los intereses de la población se centran en cuestiones de salud (por mejorar el acceso a producto fresco, local y en la medida de lo posible ecológico), así como de reequilibrio territorial y creación de empleo en la zona de Valladolid y en el territorio regional. A su vez, en el estudio se aportan algunas propuestas clave de cara a la elaboración de una futura estrategia alimentaria sostenible. Entre otras, incrementar el consumo e incrementar y aportar visibilidad a los puntos de venta de alimentos locales y ecológicos; recuperar las producciones agrarias en el territorio metropolitano, por medio de la incorporación de jóvenes a la producción ecológica profesional; o mejorar las redes de distribución locales y la cooperación entre pequeño comercio, productores (locales y/o ecológicos), Mercaolid y sociedad civil.

En el evento se presentarán los estudios, y en el debate posterior se recogerán ideas para la elaboración de propuestas para la Estrategia Alimentaria Local de Valladolid. Se presentarán, a su vez, los talleres temáticos participativos que se organizarán en la ciudad en el mes de diciembre, de cara a perfilar estas propuestas.

Más información: www.alimentavalladolid.info