‘Despedir, llegar, acoger’, Pueblos Vivos en Aragón

Andamos embarcadas en el proyecto ‘Despedir, Llegar, Acoger’, claves locales para la reactivación de la vida en el rural. Es una acción de apoyo al trabajo del programa Pueblos Vivos Aragón y aquí os contamos algunos de los objetivos de la iniciativa y los ingredientes con que estamos abordando el proyecto…

Ya sabemos que la despoblación en el medio rural es un problema que afecta no sólo al territorio que se desangra, que padece las consecuencias de la pérdida de comunidades locales, fundamentales para el sostenimiento de servicios ecosistémicos, y que por tanto acaban siendo sobreexplotados/expoliados y destruidos, sino también al resto de la población global en forma de falta de acceso a alimentos saludables, aire respirable, agua limpia, clima adecuado…

Son múltiples las iniciativas, desde hace ya muchos años, con las que una amplia diversidad de agentes locales está tratando de poner freno a este vaciado brutal de los últimos siglos. No siempre es fácil, y señalar fuera o frustrase pueden parecer las opciones más lógicas si una se para a mirar despacio el recorrido de los programas de desarrollo rural y toda la política agraria común de los últimos años.

Pero algunos de estos agentes se resisten. No se cansan. No ceden. Y siguen analizando y observando el problema desde diferentes miradas, para tratar de avanzar en soluciones… A veces, son los movimientos sociales; otras el tejido económico social; otras las instituciones; y en otras, “¡todas a una como Fuenteovejuna!”… y parece que ahí el carro avanza.

Desde el CEDER Somontano tenían esto clarísimo cuando se pusieron manos a la obra con el Programa Pueblos Vivos. Mediante este programa, los municipios que aprueban por pleno adherirse, van conformando una Red de Colaboradores (personal técnico, vecinas y vecinos resistentes, asociaciones locales, cargos electos…) que estudia los recursos y ofertas disponibles, recibe a nuevas y nuevos habitantes, orientándoles en su proceso de llegada, organiza campañas, visita despachos, y mueve todo lo necesario para conseguir que no se cierren sus escuelas, centros de salud o espacios de ocio, y que sean muchas las personas que deseen llegar a instalarse o regresar.  Poco a poco se fueron sumando otros territorios Aragoneses: Jacetania y Alto Gállego, Comarca de las Cinco Villas, Campo de Belchite, Comarca de Daroca y Jiloca, Gúdar-Javalambre y Maestrazo, y la Sierra de Albarracín. Ahora son 7 grupos de acción local ¡el trabajo en red siempre facilita apoyo mutuo, aprendizajes, y avance hacia las metas!

Además de que cada uno de los territorios del programa ha constituido su propia Red de Colaboradores y herramientas para facilitar que fluya la información necesaria para que las personas que gusten se vayan a vivir allí (trabajo, viviendas, gestiones habituales de salud y educación, actividades culturales,…), se daban cuenta después de un tiempo de la necesidad de mirar un poco más profundo sobre el problema para ver qué pasa exactamente para que no terminen de venirse algunxs, para que otrxs terminen marchándose, para que quien ya no utiliza sus recursos los ponga a disposición de otrxs…

Y así, empezamos el Proyecto ‘Despedir, llegar, acoger’, en el que estamos embarcadas. Pensamos juntas en cómo podríamos revisar y de-construir algunos de los estereotipos rural/urbano que intuíamos podían estar afectando a ese posible retorno o llegada de nuevas y nuevos pobladores; en cómo podríamos hacer para que fuera la propia Red de Colaboradores la que desarrollase acciones concretas en el territorio que ayudasen a ese proceso de de-construcción que, sin duda, haría de las comunidades rurales espacios más acogedores, y podría dar pistas a recién llegadas/os sobre cómo ir formando parte de; y en cuáles eran las voces importantes, a tener en cuenta, antes de iniciar el recorrido.

De momento, hemos trabajado con todo el equipo técnico de las 7 comarcas, dinamizadoras/es del Programa Pueblos Vivos, para ir diseñando el recorrido adaptado a cada provincia, a cada territorio, mediante espacios virtuales. Con ellas y ellos vamos revisando la propuesta según avanzamos, y ajustando a lo que en el camino vamos encontrando. ¡Un gusto de equipo!

También hemos tenido el primer taller con las Redes de Colaboradores, donde hemos reflexionado juntas sobre los procesos de despedirse, llegar y acoger en relación a los movimientos migratorios, que a fin de cuentas son el origen de su situación actual de despoblación. Hablamos sobre lo que todas esperamos para nuestra gente cuando tiene que vivir en algún lugar que no es el de origen y en cómo eso mismo podríamos ofrecerlo a quien llega ahora a nuestros territorios, sin pasar por alto la puesta en común de lo que esperamos de las personas que llegan. En el mismo taller también dedicamos un tiempo a revisar los estereotipos y prejuicios, y cómo afectan a la convivencia, y en el caso de la relación rural-urbano, a hacer aflorar aquellos que aún hoy nos atraviesan y sobre la necesidad de trabajar en su deconstrucción para que nuestros pueblos sean más acogedores si cabe.

En noviembre se han realizado “encuentros” para escuchar la voz de las personas que, estando vinculadas de algún modo al territorio, no viven habitualmente allí. Ha sido emocionante la respuesta a la convocatoria (unas 60 personas desde rincones tan diversos como Burdeos, Inglaterra, Berlín, Valencia o Ciudad Real) y muy interesante la escucha, que seguro nutrirá y permitirá ajustar el trabajo que, a partir de Enero, se desarrollará en los siguientes talleres de la Red de Colaboradores.

En Diciembre tendremos otros encuentros, esta vez para escuchar la voz de quienes sin ser de allí, llevan allí ya mucho tiempo, o acaban de llegar, o incluso para quienes sin estar aún si quiera allí, viviendo en la ciudad, están mirando hacia el rural, y buscan encontrar un lugar en el mundo… ¿No es apetecible cualquiera de estas comarcas, en las que un tan nutrido grupo de personas está poniendo tiempo voluntario para hacer de ellas comunidades más acogedoras? Nosotras en tu lugar, no lo pensaríamos dos veces.

Si os interesa, seguid las redes sociales de Pueblos Vivos Aragón o Entretantos. ¡¡Pronto se anunciará la convocatoria y sistema de inscripción!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *