El Ayuntamiento de Zaragoza aprueba su estrategia alimentaria

Llevamos un tiempo trabajando con varias administraciones para diseñar de manera participativa la estrategia alimentaria de algunas ciudades. Zaragoza es una de ellas.

Como otras ciudades como México DF, Rivas Vaciamadrid, Frankfurt, etc., Zaragoza se adhirió al Pacto de Milán en 2015 que busca asegurar el cumplimiento del derecho a la comida para todos los ciudadanos y ciudadanas, especialmente los menos favorecidos en las ciudades, como la clave del desarrollo sostenible y equitativo.

Este ayuntamiento inició su andadura en el desarrollo de políticas alimentarias sostenibles con el proyecto europeo Huertas LIFE Km. 0 2013-2016. Desde entonces ha venido desarrollando diferentes actuaciones con el objetivo de favorecer la producción hortofrutícola en el suelo fértil periurbano de forma sostenible para abastecer a la ciudad con alimentos de proximidad, frescos y saludables.

Cuatro años después de aquella firma y ya dentro de la Red de ciudades agroecológicas, en mayo de 2019, el ayuntamiento ha aprobado la estrategia alimentaria que hemos desarrollado para la ciudad de manera participativa, tras un año de trabajo.

Así, la Estrategia de Alimentación Sostenible y Saludable (EASS) promovida desde la Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad cuenta con las aportaciones de más de 70 personas, representando a 56 organizaciones diferentes de la administración, el sector privado y la sociedad civil. A través de un diagnóstico de partida del sistema alimentario local en Zaragoza y los diferentes talleres de participación se ha definido un documento cuyo horizonte temporal es el año 2030, que contempla 10 objetivos, dos de ellos transversales, la educación y el enfoque de género, y 6 ámbitos de acción. Para cada ámbito de actuación se recogen medidas y acciones concretas, en total 17 medidas y 99 propuestas de acciones.

Las acciones propuestas a contemplar en este documento guía de las políticas alimentarias sostenibles, se enmarcan dentro de los 6 ámbitos de actuación que propone el Pacto de Milán que se describen a continuación:

  1. Gobernanza: preparar un contexto favorable para una acción eficaz.
  2. Promover dietas sostenibles y nutrición
  3. Asegurar la equidad social y económica
  4. Promover la producción alimentaria local y sostenible
  5. Mejorar el abastecimiento y la distribución alimentaria de proximidad
  6. Reducir el desperdicio de alimentos

Esta estrategia se aprueba en un contexto de crisis del modelo alimentario mundial, debido a el hambre, la malnutrición y los impactos socioambientales que origina el sistema alimentario y que según el último informe de la revista científica The Lancet-Eat Comision la producción mundial de alimentos constituye el mayor impulsor de degradación medioambiental, incluido el cambio climático. Ante esta situación el mismo informe indica que avanzar hacia modelos alimentarios sostenibles y localizados es la mejor forma de que los países alcancen los Objetivos del Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y el acuerdo de París sobre Cambio Climático.

Estamos muy contentas de que al fin este trabajo vea la luz y de que pueda servir no sólo en Zaragoza, sino también en otras ciudades; para construir un sistema agroecológico más sano y sostenible. Esta ha sido una de las ciudades que más avances ha implementado en términos alimentarios, sin embargo todavía queda mucho por hacer y tenemos que seguir trabajando.