La cuarta edición de la Escuelaboratorio, el pasado fin de semana en Valencia

Los procesos participativos, clave para avanzar hacia la sostenibilidad de la alimentación y el equilibrio territorial desde el diálogo campo-ciudad

Los pasados días 19 a 21 de mayo nos reunimos en Valencia expertos y expertas en participación de todo el territorio estatal para compartir experiencias, dudas y nuevos enfoques metodológicos de cara a incrementar la sostenibilidad de la alimentación, así como para potenciar el papel de las redes alimentarias locales y ecológicas en la creación de empleo y riqueza social. El encuentro, que versaba sobre ‘Gobernanza alimentaria, agroecología y participación’ fue organizado por nosotros con la colaboración del Centro Nacional de Educación Ambiental y el Excmo. Ayto. de València, dentro de las actividades vinculadas con la Capitalidad Mundial de la Alimentación de València (2017).

A lo largo de tres días, una treintena de personas debatimos en Valencia acerca del papel de las metodologías y procesos participativos en el reequilibrio territorial y la sostenibilidad de la agricultura y la alimentación. Participaron expertos/as de distintas escalas de la Administración, investigadores/as universitarios/as, empresas y ONGs, y representantes de movimientos sociales. Desde esta perspectiva diversa, se presentaron diversos procesos participativos de éxito en distintos ámbitos: promoción de la agricultura ecológica, prevención de incendios, estrategias alimentarias urbanas, articulación de redes de productores/as ecológicos/as en la escala provincial, o desarrollo y dinamización de circuitos cortos de comercialización. A partir de estos casos prácticos, el seminario centró sus trabajos en valorar los avances realizados en los últimos años, así como extraer algunas nociones de cara a ampliar el potencial de la participación en mejorar la alimentación y el equilibrio territorial en nuestros territorios.

Las relaciones entre el campo y la ciudad han ocupado un lugar importante en los debates. Las ciudades son las primeras interesadas en que en sus áreas de influencia se produzcan alimentos sostenibles y de calidad de los que abastecerse, así como de que el medio rural adyacente pueda sostener otros servicios ambientales vitales para las ciudades, como son la regulación del clima, el abastecimiento de agua potable, o el mantenimiento de los paisajes culturales agrarios que tanto valoran las poblaciones urbanas en sus tiempos de ocio. En este sentido, si bien se han presentado numerosas iniciativas de éxito tanto en entornos rurales como urbanos, la articulación entre ambos territorios ha sido señalado como uno de los principales retos para la gobernanza alimentaria en el futuro inmediato. Por ello, la necesidad de articular distintas escalas y sectores de la administración en proyectos coherentes y coordinados de desarrollo territorial ha sido una de las conclusiones más relevantes. A su vez, la diferencia de ritmos y referentes culturales entre los ámbitos rural y urbano ha sido identificada como una dificultad de gran calado para estos procesos, que en todo caso requieren de un fuerte apoyo de la administración, y de plazos temporales más amplios de los que normalmente se disponen en los proyectos con financiación pública.

Yolanda Sampedro, colaboradora de la Fundación Entretantos y coordinadora del seminario, afirma que “uno de los elementos más relevantes que aporta el seminario ha sido la necesidad de avanzar en la vinculación entre participación, agroecología y feminismo, pues la mujer es un actor clave en el proceso de desestructuración social del medio rural, pero también en la producción y el consumo ecológicos”. Para Josep Manuel Pérez, técnico de Agricultura del Ajuntament de València, la ‘Escuelaboratorio’ “ha sido un evento muy bonito, del que me voy cargado de energía e ideas muy prácticas e útiles para aplicar en los procesos de gobernanza alimentaria que estamos desarrollando desde el Ajuntament”. Mirene Begiristáin, profesora de economía de la Universidad del País Vasco apuntaba que “el seminario refuerza la visión que ya teníamos de la importancia de la participación en los procesos de mejora de la sostenibilidad del sistema alimentario, para alcanzar la viabilidad económica y a la vez social de la agricultura ecológica”.

¡Próximamente compartiremos aquí las actas de la Escuelaboratorio y más información sobre el encuentro!