Víctor Casas del Corral

 

Desde niño, fascinado por las sebes, las vacas lentas de los carros, los pastores y sus mastines heroicos. También por las gacelas de Grant y de Thomson y los licaones del Fauna. Pasó muchos veranos del paraíso de la niñez recorriendo en bici las tierras de la Sobarriba con sus perros, en busca de fuentes con tritones y bosques hermosos.

Tras los influyentes años de facultad en León y un paso fugaz por la gestión cinegética en Navarra, Víctor se fue a vivir a Fornillos de Fermoselle (¡oh, Arcadia feliz!), en las Arribas del Duero zamoranas, donde disfruta de la sabiduría de los más humildes y transmite a muchos visitantes los secretos de la vida entre los berrocales. Desde entonces ha escuchado mucho y ha contado también bastante, tiene muchas fotos que ya quizá nunca ordene, bastantes horas de vídeo, algunos escritos, una pequeña manada de asnos peludos y dos soles en su casa.

Emoción, comunicación, arte, ecología, patrimonio, uso público, turismo, museografía o presupuesto, son palabras cotidianas en su vocabulario. Vive en un país imaginario que se desmorona, y no se resigna a que lo entierre la cultura de las pantallas táctiles. No quiere que el silencio se imponga sobre el sonido de los rebaños y que los tomates sean todos iguales. Trabaja para que eso no ocurra. Es uno más entre tantos. Y cree que, entre todos, debemos intentarlo.

victor@entretantos.org

Víctor Casas del Corral

Víctor Casas del Corral

Escríbenos

Si quieres más información de la Fundación Entretantos o simplemente, quieres ponerte en contacto con nosotros, escríbenos a través del siguiente formulario

1 + 5 =